TRÄNENPALAST. El Palacio de las Lágrimas

PALACIO DE LAS LÁGRIMAS: ¡VISITA OBLIGADA SI VIENES A BERLÍN!

¿Que no sabías que se puede entrar en el Palacio de las Lágrimas? ¡Esto no puede quedar así! Mira lo que te estás perdiendo…

Hace poco recibí visita de mi prima y su familia que venían por primera vez a Berlín. Como guía acompañante que he sido y tras años de experiencia componiendo el programa de diferentes grupos de visitantes a Berlín, les dí el dossier informativo que tengo ya preparado para estos casos. ¡Sin embargo, algo faltaba! Algo que mi querida prima y su familia me vinieron a descubrir: el TRÄNENPALAST, en español “palacio de las lágrimas”.

Palacio Lágrimas Berlín

¡En cuanto tuve ocasión fui a enterarme! Hasta entonces lo había conocido como lugar de representaciones de tipo cabaret y discoteca . La señorita de la entrada me explicó muy amablemente que desde el 2008 se encargaba de su administración la Fundación  Haus der Geschichte der Bundesrepublik Deutschland (Casa de la Historia de la República Federal de Alemania) y desde 2011 había sido reaperturado como museo.

Fuente: fotos extraídas de la exposición Grenzerfahrungen

La muestra está muy bien documentada con mucho material original: objetos personales, artículos de primera necesidad, documentales, entrevistas y fotografías de lo que allí sucedió durante la división alemana. Una de las cosas que más llama la atención son las cabinas de  riguroso control por las que tenían que pasar los que cruzaban la frontera.  Y para mi sorpresa, ofrecen audioguías en español con pantalla táctil en las que se pueden ver incluso vídeos. Este es de los pocos museos que ofrece la información en español en la ciudad. Además, la entrada es gratuita. Es por todo esto que a partir de ahora recomiendo el TRÄNENPALAST como visita obligada que no te puedes perder en tu visita a Berlín.

PERO... ¿QUÉ FUE EL TRÄNENPALAST?

Recorrido muro berlin
Fuente: https://commons.wikimedia.org/wiki/Commons: GNU_Free_Documentation_License,_version_1.2

El TRÄNENPALAST (palacio de las lágrimas) era el antiguo vestíbulo de acceso de la estación de Metro y suburbano de Friedrichstrasse. Durante el tiempo en que la ciudad estuvo dividida (1961-1989) aquí se encontraban las tropas fronterizas de la RDA. La Friedrichstrasse era la última estación antes de la frontera hacia Berlín occidental Este era el paso fronterizo entre los habitantes del este y del oeste. Aquí  los visitantes occidentales se tenían que despedir de sus familiares y amigos de la RDA a su regreso. De ahí su nombre.

 

Entrada Palacio Lágrimas
Entrada inicial a la estación Friedrichstrasse Fuente: Bundesarchiv, Bild 183-C1031-0044-009 / Spremberg, Joachim / CC-BY-SA 3.0

En el momento en que se erigió el Muro de Berlín, la estación se organizó provisionalmente en varias áreas que poco a poco fueron divididas estructuralmente por muros y falsos techos. Los controles de entrada y salida fueron alojados en las instalaciones previo acceso a la estación. Sin embargo, pronto no hubo suficiente sitio para albergar a la masa, por lo que se construyó un edificio independiente para el control fronterizo (pasaporte y control de aduana): "el pabellón"

 

DESDE EL ESTE AL OESTE

Los ciudadanos  que querían salir desde el Este al Oeste eran los que sufrían los controles más estrictos. Tenían que guardar la fila frente al “pabellón”. En la entrada se realizaba un primer filtro. Dos policías controlaban los documentos de identidad. Una vez dentro, una escalera conducía al control de aduana. Aquí había a derecha e izquierda un mostrador. Estaba prohibido llevar moneda de la parte oriental a la occidental, por lo que el dinero había que dejarlo en la aduana, en el caso de no regresar. Los que regresaban debían depositar el dinero en una cuenta especial en una sucursal del Banco Estatal. El dinero podían retirarlo al volver a ingresar en la parte Este. Maletas y bolsos eran registrados. Había una reglamentación especial para productos cotidianos: alimentos, libros, etc.

hall entrada palacio lagrimas
Maqueta del vestíbulo de entrada del Tränenpalast. Exposición Grenzerfahrungen

Tras el control de aduana se pasaban a otro área con unos diez mostradores. Al lado de cada pasillo de acceso a los mostradores había paneles para clasificar a los viajeros en el mostrador correspondiente
- ciudadanos de Berlín Este (con controles estrictos)
- ciudadanos de la RDA
- ciudadanos de la RFA
- extranjeros y diplomáticos (con prioridad)
- pasajeros en tránsito (normalmente con prioridad)

Es entonces cuando se realizaba la verificación de los documentos y visados. Una vez autorizado el viaje sonaba un timbre, se abría brevemente una puerta y el viajero accedía a la parte occidental de la estación Friedrichstrasse. Una vez dentro podían moverse con el Metro y suburbano libremente.

Desde aquí también se accedía al andén de trenes de larga distancia. Los horarios del U-Bahn y S-Bahn se adaptaron al horario de apertura de las aduanas.

 

DESDE EL OESTE AL ESTE

En dirección contraria, la entrada desde el Oeste al Este no se hacía a través del pabellón TRÄNENPALAST, sino directamente por las instalaciones de la estación de Friedrichstrasse. A diferencia de los anteriores pasos fronterizos, este paso estaba abierto a todas las nacionalidades: habitantes de Berlín Occidental, de la RFA y extranjeros socialistas o no socialistas. 

Checkpoint Charlie
Checkpoint Charlie

Para lo extranjeros había otra alternativa: el paso Checkpoint Charlie, también en la Friedrichstrasse, a 1,6 Km del Palacio de las Lágrimas, y donde hoy se puede ver una réplica de la garita y visitar el Museo del Muro. 

Los extranjeros podían pasar por Checkpoint Charlie 24 horas al día, mientras que los ciudadanos alemanes tenían que regresar a lo más tardar a la medianoche, como Cenicienta 😥 . Hasta 1980 no se ofreció una prolongación del tiempo hasta las 2 de la noche y sólo para los ciudadanos del oeste.

Las salidas debían tener lugar en el mismo paso fronterizo que se había realizado la entrada. Los viajeros del Oeste tenían que indicar el día y paso fronterizo elegido al solicitar su entrada en las oficinas a disposición para ello.

 

CÓMO SE DISPONÍA LA ESTACIÓN

En la parte superior de la estación, donde ya desde mucho antes circulan los trenes suburbanos, las vías de ambos sentidos quedaban divididas por una pared de vidrio opaco hasta el techo. Más tarde se sustituyó por paneles de metal. De esta manera se evitaba cualquier contacto visual entre los viajeros que transitaban en una y otra dirección. De hecho, este muro cumplió la función del Muro de Berlín. La vista a calle Friedrichstrasse también se obstaculizó mediante vidrios opacos y carteles. En el edificio de la estación había dos estaciones separadas sin posibilidad de contacto directo.

Dada la ubicación de la estación en el centro histórico de Berlín con numerosas tiendas, oficinas, edificios gubernamentales, embajadas, hoteles, administraciones e instituciones culturales, y como estación de paso fronteriza, había un enorme tránsito de pasajeros.

En la planta intermedia se encontraba la frontera en sí:
- control de pasaporte
- control de aduana
- salas de espera (esperas de entre 15 minutos y varias horas)
- salas de interrogatorio
- celdas de arresto
- oficinas (verificación D.N.I., listas de personas buscadas, registro de pasos fronterizos...)
- caja para pago de visados e ingresos
- oficina de cambio de divisa. Aquí los que venían del oeste estaban obligados a cambiar una alta suma de dinero en marco de la RDA. Estaba prohibido sacar al oeste lo que les sobraba al finalizar su viaje en Berlín oriental.
- pasos de tránsito desde los andenes que venían del Oeste y la salida de acceso a Berlín Este después de haber pasado todos los controles pertinentes.

planta aduana palacio lagrimas

Las instalaciones subterráneas de los andenes del suburbano S-Bahn (rutas Wannsee - Frohnau, Lichterfelde Sur - Heiligensee y Lichtenrade - Gesundbrunnen) y el metro U-Bahn (Alt-Mariendorf - Alt-Tegel) eran accesibles para los pasajeros que venían del oeste. Se usaban para tránsito, para comprar en los kioscos INTERSHOP y como acceso al paso fronterizo.

Tiendas INTERSHOP

Fuente: foto extraída de la Exposición  Grenzerfahrungen

Las Intershop eran tiendas de creación soviética que se encontraban en pasos fronterizos, áreas de descanso en territorio soviético en las rutas de tránsito entre la RFA y Berlín occidental, en estaciones de tren, aeropuertos y puertos de ferry. En la Friedrichstrasse se encontraban repartidas por los andenes y eran de gran interés para los ciudadanos del oeste. En ellas se podían comprar bebidas alcohólicas, cigarrillos, ropa, juguetes, joyas, chocolatinas, café, cosméticos, equipos electrónicos y otros artículos a precios mucho más económicos. Estos artículos se producían en la RDA para ser vendidos en su mayoría a empresas del Oeste y en las Intershop. Sin embargo, no se ofrecían en la RDA a su precio oficial del Este como tal o había muy pocas unidades para comprar.

En la Intershop se podía pagar con cualquier moneda libremente convertible, especialmente el marco del oeste (DM). Hasta 1974 a los ciudadanos del Este se les había prohibido estar en posesión de marco de la RFA (DM), por lo que hasta entonces sólo podían ver los productos que se ofrecían en las Intershop, pero no comprarlos. Cuando por fin tuvieron acceso, los precios del intershop eran bastante bajos para los ciudadanos de la RFA y demasiado altos para los orientales. Los habitantes del Este sólo podían tener DM procedente de regalos de sus parientes de occidente o como pagos por servicios realizados en las zonas  occidentales. La solución llegó en 1979, cuando se permitió a los ciudadanos del al RDA cambiar su moneda por FORUMCHECKS (cheques foro) en el Banco Nacional de la RDA. Los viajeros del Oeste continuaban pagando en DM.

TRÄNENPALAST TRAS LA CAÍDA DEL MURO DE BERLÍN

Con la caía del Muro de Berlín el Tränenpalast perdió toda su funcionalidad.
En 1990 fue declarado patrimonio histórico.
En 1991 empezó a usarse como club nocturno y escenario para espectáculos y cabaret. En 2006  el Senado de Berlín vendió el terreno. A finales del 2008 se decide establecer el edificio como un lugar conmemorativo y de exposición. Desde 2011  la Fundación Casa de la Historia de la República Federal de Alemania ofrece una exposición permanente bajo el título GRENZERFAHRUNGEN, que comporta doble significado: la palabra GRENZE significa “frontera” y “límite”. ERFAHRUNGEN es “experiencias”. Así, que podríamos traducirlo por “Las experiencias en la frontera” o las “experiencias al límite”.
¿Con cuál te quedas?

¿DÓNDE ENCUENTRAS EL PALACIO DE LAS LÁGRIMAS?

Si bien el edificio del Palacio de las Lágrimas se encuentra en una de las zonas más céntricas de la ciudad, a menudo pasa desapercibido entre los visitantes y es ignorado por los lugareños. Se encuentra situado en la antigua parte oriental de la ciudad, en el distrito de Mitte, a pocos pasos de la conocida Isla de los Museos, en la calle Reichstagufer. Está hacia la parte norte del viaducto de ffcc y S-bahn, pegado al río.

Tränenpalast
Reichstagufer 17
10117 Berlin
Tel. 0049 (0)30 / 46 77 77 9-11
www.hdg.de/berlin

U6 + S1, S2, S25, S5, S7, S75, parada: Friedrichstraße
Tranvias:  M1 y 12, parada: S+U Friedrichstraße

¡Lunes cerrado!
Martes–viernes: 09.00–19.00 h
Sábado, domingo y festivos: 10.00–18.00 h

La entrada es gratuita.

Existe audioguía gratuito con pantalla táctil en español.
También hay un app para seguir las explicaciones.

Para visitas de particulares o en grupo también es posible reservar un guía en español.
Para ello se requiere que ponerse en contacto con el centro:
Tal. 0049 (0)30/ 46 77 77 9-11
E-Mail: besucherdienst-berlin@hdg.de

 El personal del Palacio de las Lágrimas es muy amable.

Te invito a hacer una visitita rápida con este vídeo de la AGENCIA EFE

¿MÁS MUSEOS SOBRE EL TEMA?

Si te interesa el tema de la Alemania dividida en Berlín tienes varios museos en los que se trata el tema:

Y por último vamos a la tienda...

Si te interesa algo de marial de lectura o visual sobre la división alemana, aquí te dejo algunas recomendaciones...

¿Conocías ya el Palacio de las lágrimas?
¿Puedes recomendarnos algún otro lugar en tu localidad para visitar en relación al tema de la división alemana?
¿A algún libro o película más?

Deja aquí tu comentario





¿Quieres que te avise de los nuevos artículos?

¡Inscríbete aquí!





Estoy de acuerdo en que Querida Alemania procese electrónicamente mis datos. Los mismos no serán facilitados a terceros. Otras informaciones y revocación de este acuerdo lo puedo encontrar en Datenschutz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *